CAPÍTULO 2:

Artículo 8:

La Casa de Misericòrdia será dirigida, administrada y representada por un Patronato compuesto por sus miembros:

 a) Seis prohombres, vecinos de la ciudad de Barcelona, de libre designación. Las vacantes que se produzcan en cada momento, seran provstas por acuerdo expreso de los mismos.

Además un séptimo prohombre, vecino de Barcelona, será designado a título personal directamente por el Ayuntamiento de Barcelona.

 b) El arzobispado de Barcelona, como persona jurídica ha de ser representado en el Patronato, de una forma estable, por la persona a quien corresponda esta función, de acuerdo con las normas que la regulen, o por la persona que designa a este efecto el órgano competente.

 Los seis primeros miembros, esto es, los de libre designación,cinco elegidos entre ellos, y el sexto designado por el Ajuntament de Barcelona, pertenecen al Patronato de manera permanente. 

 

Artículo 9:

El patronato se compone de los siguientes cargos: Presidente, Vicepresidente, Secretario y Tesorero. Estos se reparten entre cuatro miembros permanentes, procedentes a la designación cuando se produje alguna vacante; mediante que primero sea llamado un nuevo prohombre para sustituir cada vacante. Los otros miembros, los representantes, o sea, el representante del Arzobispado y los dos representantes del Ayuntamiento, son vocales. También pertenecen al Patronato, pero solamente con voz y sin voto, el Prior de la Casa de Misericòrdia, de quién se habla en el artículo 15 de estos Estatutos.

Artículo 10:

El presidente del Patronato tiene plena representación de este en toda clase de actos y contratos, y en todos los asuntos tanto judiciales como extrajudiciales. Por acuerdo al Patronato y con obligación de darle cuenta de los actos practicados en virtud de esta autorización, podrá otorgar los poderes y los documentos públicos y privados pertinentes, como también cualquier otro documento notarial. Si se escuadrara que por un asunto el Patronato confiara en algún otro de sus miembros autorizados o representación para realizar actuaciones correspondientes, también estos tienen la obligación de dar cuenta de los actos practicados. El Vice-presidente sustituye en sus funciones el Presidente en los casos de ausencia o de imposibilidad.

Artículo 11:

El Secretario y Tesorero tendrán cura de las funciones propias.

Corresponde especialmente al Secretario, levantar actas de las reuniones y llevar el libro de actas teniéndolo al día, así como librar las certificaciones con el visto bueno del Presidente.

Los vocales colaboran en las tareas del Patronato y de la Fundación en general, y en las específicas del servicio que les sea mandado.

Tanto los cuatro miembros permanentes como los tres de representación oficial, pertenecen al Patronato con carácter honorífico y gratuito, pero no oneroso.

Artículo 12:

El Patronato se reunirá cuando sea convocado por el Presidente, o por el Vice-presidente lo sustituya legítimamente, o cuando lo pidan conjuntamente tres de sus miembros. Obligatoriamente se reunirá al menos una vez al año, para aprobar el ejercicio finito y el presupuesto del año siguiente.

La convocatoria la cursara el Secretario con al menos cinco días de antelación; contendrá el orden del día, el cual se tendrá que sujetar la reunión.

Artículo 13:

Los acuerdos se tomaran por mayoría relativa de votos, a razón de un voto para patrón, salvo cuando se trate de asuntos por los cuales estos Estatutos dispongan de otra manera. Si siendo más de la mitad de los  miembros del Patronato, se produjera empate, valdría como acuerdo en los asuntos ordinarios el voto decisorio del Presidente, o del Vice-presidente que legítimamente presida la reunión.

Last modified onMiércoles, 31 Octubre 2018 10:32
More in this category: « CAPÍTULO 1: CAPÍTULO 3: »